Estamos en: http://juventudpolítica.wordpress.com

05 abril 2006

El Estado del Bienestar

A colación de lo publicado aquí y aquí vamos a hablar un poquito sobre la insostenibilidad del Welfare State en los términos demográficos en los que se manaje España desde hace una generación. Que el Welfare State (Estado del Bienestar) es una cosa cómoda y "segura" es algo que nadie en su sano juicio -por muy liberal que pueda ser- está dispuesto a cuestionar pero amigos mios el hecho de que sea lo más cómodo no significa que en un corto ó medio plazo sea viable, al menos para España.
A principios de los años 80 el ratio entre personas cotizando y pensionistas era de 5 a 1 mientras que hoy apenas llega al 1´5 a 1. La reducción es bestial, y fruto en mayor medida de tener una población anciana que viene lastrada por la guerra civil donde se perdieron muchos vidas y por la disminución de la tasa de natalidad hasta mínimos que hace algo más de 20 años era inimaginables. Una cosa ha quedado clara y es que o bien nos hemos equivocado con las políticas de natalidad o bien el progreso socio-económico frena el crecimiento demográfico. No es que con esto quiera yo decir que hemos de liquidar el progreso en post de una natalidad "china de los años 90" sino que hemos de buscar la fórmula para conseguir que ese progreso sea mayor y que la tasa de natalidad se mantenga como mínimo en el 2´1 que asegura la "regeneración demográfica".
Ahora bien, en esta última generación vemos como el ratio entre personas cotizando y pensionistas va bajando irremediablemente y esto hace que el sistema de pensiones no se autofinancie y tenga que "chupar" recursos de las arcas del Estado que en un principio deberían estar destinados a otras cuestiones. Así las cosas, propongamos un cambio progresivo que nos lleve hacía un sistema mixto en cuanto a las pensiones se refiere. Este cambio permitiría la autosuficiencia del sistema y salvar así una crisis del crecimiento natural que provocará en un futuro de medio plazo (de aquí a unos 10 ó 15 años) un cataclismo macroeconómico de consecuencias imprevisibles. Pero estos cambios no pueden hacerse cuando estemos en los umbrales de la crisis o ya dentro de ella sino que hemos de hacerlos ya, hay que hacerlos con tiempo.
El cambio que propongo aquí no tendría porque ser un cambio definitivo sino que en un futuro podríamos volver al sistema actual de pensiones si el ratio entre cotizantes y pensionistas permite la autosuficiencia del sistema. No se trata de cargarnos el Estado del Bienestar sino de no exprimirlo tanto para que nos dure más tiempo.


Visitas recibidas hasta hoy: