Estamos en: http://juventudpolítica.wordpress.com

14 febrero 2006

El Fiscal General del PSOE elimina la separación entre Poder Judicial y Poder Ejecutivo

Cándido Conde Pumpido ha impuesto el criterio del Gobierno en contra de la opinión de la mayoría de la Fiscalía del Tribunal Constitucional que había tomado la determinación de apoyar el recurso del PP para trámitar el Estatut como una reforma constitucional, que es lo que es en realidad.


Si tras el nombramiento del Fiscal General del PSOE quedaba algún atisbo de separación entre los poderes judicial y ejecutivo, hoy Conde Pumpido se ha encargado de eliminar esa separación. Así pues, el Gobierno a través de Conde Pumpido ordena y manda saltándose a la torera los principios de la división de poderes del Estado y aquello de la "no ingerencia" del poder ejecutivo en el judicial.
En el fondo no debería de estrañarnos pues esto no supone más que una nueva "vuelta de tuerca" a las que el Gobierno nos tiene acostumbrados con su sectarismo y partidismo habitual. Así, con este Fiscal General, el Gobierno ha constituido un órgano político encargado de la represión a sus detractores. Zapatero es nuestro "duce" por ogra y gracía de Polanco y Bin Laden, Pepiño Blanco es nuestro particular Goebbels y ahora Conde Pumpido se ha convertido en nuestro particular Presidente del Tribunal de la Inquisición; un "popurrí" siniestramente maléfico que no trata más que de camuflar una dictadura bajo la "suave piel" de una democrácia.
Al fin y al cabo si Zapatero es capaz de apoyar a los terroristas de ETA y pasar olimpicamente de las víctimas y del pueblo, ¿de qué no iba a ser capaz con sus opositores políticos?.


Visitas recibidas hasta hoy: