Estamos en: http://juventudpolítica.wordpress.com

23 enero 2006

Mi vuelta con el Estatut

Bueno… Por si no os acordáis ya de mi, soy de nuevo Atenea que ha vuelto de las profundidades. Os pido disculpas a todos los que soléis visitar el blog, pero sobre todo pido disculpas a Demond y le agradezco la paciencia y la confianza.

Bien, después de haber tenido uno de esos “bajones” o subidas, según se mire, que nos da la vida, he decidido volver tras haberme encontrado con una persona conocida que me comentó que ahora sí tendríamos cosas que contar con todo lo que está pasándole a nuestra pobre España.

Así que aquí estoy, volviendo en un momento crítico tanto para España como para mis estudios universitarios en plena tormenta examinosa.

Aquí nos hemos quedado en plena época de mentiras, de reuniones secretas, de salidas nocturnas y de ases en la manga. Menudo gobierno que nos ha tocado. Prefería mil veces a Felipón que, bueno, al menos se mantenía pasivo y optaba por “el tiempo lo olvida todo”

Ahora tenemos a un ZP liado y mareado como un pato, solamente por su culpa. Por tener la boca demasiado grande, porque el que se metió en el lío del Estatut fue el solito por decir que se lo trajeran que el lo aprovaba.

Y aquí estamos como decía. Con cenitas secretas con Artur Mas un sábado por la noche. ¿Tétrico verdad? Ya me los imagino a los dos, porque no podemos más que imaginarlo. Ya sabremos más adelante lo que hablaron, aunque solamente por los efectos que traerá la dichosa cenita. El preámbulo del Estatut con la Nación catalana, la financiación de un 50% only for Cataluña… Reparto equitativo. Y esto a cambio de…. Cambiando gambas y un brindis Mas le comentaría a ZP, “Be, SP, yo vull la cadireta, o en castellano, para mi la silla presidencial, que a Maragall le queda muy mal.”

A la mañana siguiente, un domingo resacoso, ZP ya se ha decidido y un día como este anuncia el final del principio del Estatut. Un Estatut que rompe España, que perjudica a los españoles, incluyendo los catalanes y a España. Pero un Estatut también que Artur Mas no quería en un principio y que además debe firmas Maragall…”

Pero aún le faltaba a ZP otra reunión ahora en forma de comida y con Carod y Puigcerdà. Flipad. Yo eso si que no quiero ni imaginármelo. ¿De qué pueden hablar estas tres personas en una comida? Buf, yo no lo se.

El caso es que yo a Carod me lo veo en la calle tirado cual despojo humano con un cartón en el que pone “Una monedeta per una Catalunya lliure!”

I a Maragall… bueno, ese tendrá otro cartón con “Fora CIU i ZP que em traicionà”


Visitas recibidas hasta hoy: