Estamos en: http://juventudpolítica.wordpress.com

19 enero 2006

Lamentable

Voy a reproducir integramente aquí el artículo que hoy Victoria Prego ha publicado en su blog acerca de la negociación del Estatut que me parece acertadisímo. Es lo siguiente:

El espectáculo que está dando el Gobierno en estas negociaciones del Estatuto empieza a ser lamentable. Es la tercera vez que los negociadores socialistas, no sabemos por decisión de quién, ponen fecha tope para un acuerdo. Y es la tercera vez que tienen que recoger velas. Pero ¿por qué y para qué hacen eso? Primero la fecha tope fue el 27 de diciembre. Luego fue el 30 y, como el PP no quiso prorrogar el plazo por cuarta vez para la presentación de enmiendas, se montó un escándalo. Como si los acuerdos fueran inminentes.

Pero ha pasado la mitad del mes de enero y seguimos esperando.
La semana pasada volvieron a poner fecha límite: mañana viernes. "O eso o nada", dijeron los socialistas. Y los negociadores catalanes se lo han pasado esta noche por el arco de triunfo. Pero lo peor de este espectáculo es que las propuestas las está haciendo todas el Gobierno. Y los otros escuchan, y dicen que bueno, o que nanay y que les presenten otra cosa.
Y ahí tenemos a los representantes gubernamentales y del PSOE rompiéndose la cabeza, a ver si les gusta la nueva propuesta.

Eso ha pasado hoy con el asunto de la nación y con la financiación. Y lo más ilustrativo de la actitud de los nacionalistas es lo que ha dicho Puigcercós : "en materia de financiación el Gobierno se está moviendo, pero al ritmo de las muñecas de Famosa". Es decir, que a ver si mueven más el cuerpo, que así no llegamos a ningún sitio. El sábado les mandan otra formula sobre financiación y sobre la cuestión de la nación. A la baja, inevitablemente. Y a esperar el veredicto de los otros.

La opinión de los periodistas presentes hoy en las ruedas de prensa era la de que el Gobierno y el PSOE están siendo toreados por los otros negociadores. Por ellos, y por los errores propios de principiante, como eso de plantear ultimatums que una y otra vez se incumplen.

Y otra cosa: sobre el contenido real de los acuerdos ya alcanzados no sabemos todavía nada. Sabemos cuantos acuerdos hay, pero no qué clase de acuerdos hay. Así que continuamos a dos velas.

Insufrible.


Visitas recibidas hasta hoy: