Estamos en: http://juventudpolítica.wordpress.com

10 enero 2006

El error de la prensa extranjera y la manipulación de la izquierda

La percepción que se tiene en el extranjero de lo acontecido en España en los últimos días dista mucho, desde mi humilde punto de vista, de la realidad verdadera de lo que ha sucedido. Se habla en el extranjero de pronunciamiento militar al estilo del Siglo XIX, de intentonas parecidas a las del 23-F, de ruido de sables, de la Guerra Civil y el franquismo, etcétera. No parecen, pues, los medios extranjeros entender que las palabras expresadas por el Tte. General Mena en su discurso de la Pascua Militar no suponen más que la lectura del artículo octavo de nuestro ordenamiento constitucional. Si bien, a esta mala interpretación de la prensa extranjera ha contribuido la interpretación manipulada que la prensa doméstica ha hecho de las palabras del Tte. General Mena.
Han salido todos los medios y todos los partidos al unisono a condenar las palabras de Mena y aprobar las medidas disciplinarias impuestas por Bono, aunque unos han condenado a Mena con menor virulencia dialectica que otros muchos. La manipulación de la izquierda ha llegado a tal "culmen" que el sectario presentador de los informativos nocturnos de Canal Cuatro, Iñaki Gabilondo, ha insinuado ó ha dejado caer, -como ustedes prefieran- en la entrevista que hoy le ha hecho a Artur Más en directo, que el PP está detrás del "movimiento de hilos" para provocar un golpe de Estado o un pronunciamiento militar de tales características; Artur Más, por su parte, se ha desmarcado inmediatamente de tal sugerencia ya que ello supone una acusación directa y sin prueba alguna de golpismo contra el Estado hacía un partido político muy presente en la sociedad española como es el Partido Popular. Así pues en el extranjero deben de pensar que España se ha retrotraido a pleno Siglo XIX gracías a las manipuladas informaciones que allí les han trasmitido.
Sin embargo, reflexionando con sangre fría cae uno en la cuenta de que a lo largo de la historia el PSOE apoyó un golpe de Estado -concretamente el de Primo de Ribera en 1923- para después presentarse como el partido más supermegarepúblicano de todos. También es por todos sabido que poco antes del 23-F varios de los participantes en el golpe comieron con diversos diputados del PSOE; de este modo llega uno a la conclusión de que en la izquierda gusta apoyar golpes o intentos del mismo para inflingir un miedo a la sociedad de tal calibre que luego ésta última se crea la propoganda socialista y les vote en masa como únicos adalides de la democrácia. ¿Estarán intentando nuevamente repetir la jugada ya hecha en otras ocasiones?


Visitas recibidas hasta hoy: