Estamos en: http://juventudpolítica.wordpress.com

16 enero 2006

Avanza el fascismo en Cataluña

Leemos hoy en la edición impresa de El Mundo que la Generalitat se niega a escolarizar en Castellano a los niños/as y que por tanto se niega a cumplir la ley. Esa sobervia inspirada por ERC y sus acólitos, hace que ciertos sectores de la sociedad catalana se crean una raza superior al resto cuando en realidad no son más que aquellos que bajan de los arboles -Clemente dixit-; es decir, son monos y encima cobardes.
Carmelo González es un médico que llegó a Cataluña en 1981 desde Canarias para cursar sus estudios de Medicina, posteriormente marcho a Suiza y Italia para volver a Cataluña en 2003. Ahora este honorable médico únicamente pide que se cumpla la ley y que su hija sea escolarizada en Castellano como lengua vehicular, a lo que le contestan que "estamos en Cataluña y la lengua es el catalán". Olvidan -algunos- en Cataluña que aún no son independientes y que son parte de España, razón por la cual la lengua oficial también es el Castellano. Todavía no son independientes así que deberían dejarse de sobervias pseudo-fascistas, sabiendo además que antes de ser independientes deberán pasar por encima de los cadáveres de unos cuantos millones de españoles; y visto lo cobardes que son, ni siquiera creo que sean capaces de hacerlo.
Ahora volviendo al tema que nos ocupa, que no es otro que el fascismo reinante en la política catalana, queda demostrado que el régimen nazionalsocialista de Cataluña está actuando al margen de la ley vigente y que por tanto ello es motivo legal suficiente como para aplicar el Art. 155.1 de la Constitución Española sobre el autogobierno de Cataluña; en otras palabras, el desobedecimiento institucional por parte de la Generalitat a la legalidad vigente es motivo suficiente como para suspender la autonomía catalana. Como muy bien acierta a afirmar Carmelo González en Cataluña se está llevando a cabo una política de limpieza lingüística, una política de erradicación del Castellano en la vida pública para crear una especie de "güeto" independiente moral y sociologicamente del resto de España.
De todo esto se puede sacar una conclusión bastante indubitativa y es que son fascistas y además lo llevan escrito en la frente, pues no tienen rubor alguno en aplicar políticas fascistas en la Cataluña que malgobiernan. No sólo es que sean fascistas ellos, los políticos, sino que también son todos aquellos que les apoyan. Al igual que apoyar a Hitler suponía ser nazi, pues apoyar al régimen nazionalsocialista de Cataluña es ser un fascista en toda regla. Me atrevería incluso a afirmar que son nazis pues su odio hacía los españoles casi que se puede poner en igualdad de condiciones con respecto al odio que los nazis sentían hacía los judíos. El fascismo ya triunfó hace 70 años en todo Europa, pero ahora no vamos a permitir bajo ningún concepto que vuelva a resurgir con toda su fuerza en la Cataluña de hoy en día.


Visitas recibidas hasta hoy: