Estamos en: http://juventudpolítica.wordpress.com

20 diciembre 2005

La víctoria de Evo Morales en Bolivia "da forma" a la ensoñación supranacional de Simón Bolivar

Cuando Simón Bolivar comenzó la "liberación" del sub-continente de los tentáculos del ya decadente Imperio Español (otrora aquel grandioso Imperio en el que nunca se ponía el Sol) lo hizo manteniendo siempre presente su particular ensoñación supranacional de recrear en la "nueva era" lo que en su día fue el Imperio Inca, es decir, la agrupación es un estado confederal que incluya a todas las naciones y territorios que en su día formaron el Imperio Inca. Esa ensoñación hace tan sólo dos o tres años muchos la tomaban tan sólo como una locura expansionista del venezolano Chávez, pero tras la víctoria electoral de Evo Morales en Bolivia esa "idea subyacente" toma cuerpo, y de que manera.

Al margen de esta ensoñación supranacional que parecen compartir Hugo Chávez y Evo Morales cabe decir que Evo Morales, si cumple sus proclamas electorales, va a dar muerte al estado neoliberal en Bolivia para abogar, por contra, por la nacionalización de todos los recursos que posee Bolivia. Evidentemente esto afecta a muchas empresas trasnacionales como Repsol, que ayer mismo perdió un 2´31% de su valor bursatil. Evo Morales ha explicado en rueda de prensa que la nacionalización de los recursos no implica la expropiación ni la confiscación de los bienes de las compañías trasnacionales ya que -según dijo- "para explotar nuestros recursos necesitamos la tecnología, evidentemente, y por ello pagaremos a estas compañías los servicios que estas presten".

Todavía no se ha confirmado la víctoria de Evo Morales pero lo cierto es que según las proyecciones extraoficiales (dadas por buenas) Morales habría obtenido el 51% de los sufragios frente a Quirogas que habría obtenido un 32% de los sufragios. Si nos ceñimos a los resultados oficiales hasta ahora publicados con el 16% de los votos escrutados por la Corte Nacional Electoral (CNE), el Movimiento al Socialismo (MAS) de Morales obtiene 244.449 sufragios, un 45%. Le sigue el partido Poder Democrático y Social (Podemos), del ex presidente conservador Jorge "Tuto" Quiroga, que se hizo con 208.989 papeletas a su favor, el 38%; aunque tal y como nos indica J.L.Cebrían en su editorial de hoy, Evo Morales va a tener enfrente a un Senado de mayoría opositora, controlado por los nuevos gobernadores provinciales, ajenos en su gran mayoría al MAS y elegidos por primera vez también en la jornada del domingo.
Este es el "complejo" panorama que dejan las elecciones del pasado domingo en Bolivia, un panorama que refuerza -"sin ecuanon"- la tendencia izquierdista en el sur del continente américano. Esto constituye, desde mi punto de vista, un serio problema pues la tendencia no es hacía una social democracia como el Partido de Blair en Reino Unido sino que es hacía la izquierda más radical, la "amiga" de Castro y Chávez. Ambos líderes formaran, probablemente, junto a Evo Morales el "tridente demoniaco" que "azote" a los EEUU desde la llamada "trastienda" de USA. Hablando de los USA, es conveniente recordar que las ayudas que el país norteño da a Bolivia para eliminar el cultivo de coca suponen el 10% del PIB Boliviano. Así pues, ¿Constituirá Morales un frente anti-americano junto a Castro y Chávez aún a riesgo de perder unas ayudas que suponen el 10% del PIB de su país?


Visitas recibidas hasta hoy: