Estamos en: http://juventudpolítica.wordpress.com

06 diciembre 2005

La Nación Española en la Constitución

Hoy es el día de la Constitución, el día en que honramos nuestra Carta Magna.

Mucho se ha hablado este último año sobre ella: se tergiversan términos, se quiere modificar, se quiere manipular o se quiere usar como arma política como dicen algunos.

Bien, la Constitución es algo que los españoles debemos defender, porque ha sido un billete hacia la prosperidad en España, nos ha dado estabilidad y desarrollo.

Muchos hay quien la desprecian o incluso la ven como uno de esos lastres derechistas nacionales, pero no hay nada de eso. Nuestra Constitución es para todos los ciudadanos españoles, de cualquier condición e ideología y que, por hablar de Estado Español no significa un símbolo de la derecha ni del españolismo radical. Nuestra Constitución hemos de amarla por ser lo que es: esa carta en que se basa nuestra historia desde 1978, esa historia en la que, por ser españoles, participamos.

Un asunto discutido últimamente por muchos, especialmente nacionalistas, ha sido es asunto de la Nación.

Nuestra Constitución, en el artículo 2º afirma:

"La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas."

Habla este artículo de esta, nuestra Nación Española que, tal como aquí reconoce, es anterior a la Constitución.

Sin embargo, vemos también algunos usos de palabras de forma ambigua que daban pie a distintas interpretaciones. Aunque hubiera un acuerdo en la forma, no lo hubo en el fondo aunque. Es este el caso por ejemplo de ese “nacionalidades y regiones” que se utilizó para satisfacer a los nacionalistas.

En muchas ocasiones, en otros artículos, como el 3º,
“El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla”
se sustituye el término Nación por el de Estado debido a la conflictividad de la palabra.

¿Pero qué es la Nación?

En un principio, la palabra nación equivalía a “natural de”, por ello puede tergiversarse cuando se hablar de “asturiano de nación” por poner un ejemplo.

Pero con la Revolución Francesa el término adquirió el contenido político que ahora conocemos.

La ONU reconoció su definición como: Una comunidad de individuos asentados en un territorio bajo la forma política de Estado. Por tanto, para que haya una nación se requieren tres requisitos: Población, Territorio y Estado.

La idea que subyace del término es que la voluntad o la conciencia común de sus miembros es el elemento impulsor de la Nación.

En Alemania surgió un nuevo concepto de nación que lo define como una serie de elementos objetivos independientes de la voluntad de los individuos. Estos elementos comunes se perfilaron en Alemania como la lengua como signo de pertenecer a una etnia común con un pasado común.

Siempre ha habido mucha confusión entre los conceptos de Nación, Patria y Estado, pero las diferencias son sencillas. La Patria es una idea sentimental, el Estado es el organismo político jurídico, el poder institucionalizado de la Nación. Y la Nación es la depositaria de la soberanía, de ese poder originario que no está limitado por ningún otro. Es la Nación quien tiene el poder soberano.

Por tanto, aunque sí puedan existir varias patrias concéntricas, no puede existir naciones concéntricas, ni Nación de naciones ni nada parecido.

Vemos así que, mientras la teoría francesa no puede haber nación sin Estado que representa la voluntad de sus miembros en formarlo, para la concesión alemana no es necesaria la formación política del Estado porque se basa en elementos objetivos. Esta idea, indudablemente, fomenta la creación y el apoyo de los nacionalismos.

Nuestro nacionalismo catalán y vasco siguen dando guerra a nuestra Constitución y a su mención a la Nación española y su indisolubilidad. Esperemos que nuestra Carta Magna siga vigente y fuerte como hasta ahora.

VIVA NUESTRA CONSTITUCIÓN Y NUESTRA NACIÓN ESPAÑOLA


Visitas recibidas hasta hoy: