Estamos en: http://juventudpolítica.wordpress.com

02 diciembre 2005

La lógica Rubalcabiana y la visión de Estado del PSOE

Dice Rubalcaba que la concentración convocada por el PP para mañana a las 12 de la mañana en la puerta del Sol en defensa de la Constitución es una concentración que va contra la Constitución y contra una parte de España. Pero claro esta afirmación en si misma es una incongruencia total y absoluta puesto que decir que una manifestación para ensalzar la Constitución va contra la Constitución es como decir que Ronaldo va contra el Madrid (por usar términos futboleros).


Ya no es únicamente que Rubalcaba diga incongruencias cada vez que habla sino que es que además hace gala con estas palabras de la hipocresía reinante en el PSOE hoy en día, puesto que hasta 2003 el PSOE celebraba actos de este tipo todos los años y además Zapatero dijo en su día (2003) que estos actos debieran de ser públicos y no sólo un mero acto institucional; ¿de qué "gruñen" ahora?

Ciertamente estas palabras de Alfredo Pérez Rubalcaba me hacen dudar seriamente de sí el PSOE defiende la Constitución o simplemente la sitúan en la misma "línea de flotación" que al PP, es decir, la sitúa como un objetivo más a derribar para poder conseguir sus "oscuros" objetivos en coalición con sus socios de la Ezquerra catalana. A este respecto sólo pido una cosa a los dirigentes del PSOE -y creo que no es mucho pedir- y es que digan de una vez por todas cuales son sus objetivos en el Gobierno y cual es la visión de Estado que tienen para España, ya que esto último digamos que "se tambalea" debido a los criterios excesivamente ambiguos del Sr. Rodríguez en este aspecto.

Cierto es que en la ambigüedad se sustenta el famoso consenso que es conveniente y necesario cuando se desean hacer reformas de alto calado constitucional. Pero que la ambigüedad sea quien "sustente" al consenso no es óbice para que el Sr. Rodríguez ponga unos límites a ese consenso y no permita que dentro de ese consenso también puedan entrar las posturas que abogan por la abolición de la Constitución para sustituir el actual Estado por una especie de nación de naciones confederadas. Una reforma de esas que Zapatero se niega a negar (valga la redundancia) no requiere de un consenso dentro de la actual Constitución sino que requiere de unas cortes constituyentes que sancionen una nueva carta magna bajo mandato del pueblo español que les ha votado.


Visitas recibidas hasta hoy: