Estamos en: http://juventudpolítica.wordpress.com

03 noviembre 2005

Zapatero es el problema

Con la frase con la que "apostillo" el título de este post ha terminado Don Mariano Rajoy una magnifica intervención en el Pleno del Congreso de los Diputados en el que se debatía la toma en consideración del proyecto de Estatuto Catalán; un pleno en el que para desgracia de la democracia española hemos podido escuchar toda serie de insultos hacia la bancada popular -empleando el calificativo de Manuel Marín- por el simple hecho de no estar a favor de una propuesta de ley. Así pues, hoy, se ha consumado la ignominia que supone el hecho de que a partir de ya todo aquel que no está a favor de esta propuesta de ley es calificado inmediatamente como anticatalanista, promovedor de una supuesta catalanofobia u fascista cuando menos.

Hemos contemplado, aquellos que hemos seguido el debate en vivo y riguroso directo, como se escenifica el apoyo del Presidente de España a un proyecto de ley que se retrotrae a tiempos antiquísimos para demandar competencias y derechos así como si de "sacarse un as de la manga" se tratase y que trata de dejar al Estado vació de competencias además de establecer para los ciudadanos residentes en Cataluña un régimen jurídico y económico distinto al del resto de España, es decir, estableciendo categorías de ciudadania dependiendo del lugar donde se esté censado.

Atrás han quedado aquellos días en los que España, como nación única e indisoluble, avanzaba a ritmo de vértigo en la línea recta que llevaba hacía la bonanza económica y el bienestar de los ciudadanos; y digo que atrás han quedado esos tiempos -que por suerte o por desgracia son muy cercanos a los de hoy en día- porque hoy en la sede de la soberanía nacional se ha escenificado la pretensión de romper España, la pretensión de unos ciudadanos vayamos por un camino y otros "conduzcan" o se vean obligados a "conducir" por un camino distinto, que es además incierto aúnque todos sabemos de que lleva al desastre en todos los términos que se puedan imaginar.

Volviendo sobre la esencia extraíble de los discursos de todos los partidos pero especialmente de los discursos de los dos grandes partidos, cabe destacar como desde las filas socilistas e independentistas se ha forzado el lenguaje para tratar de equiparar al actual Partido Popular nada más y nada menos que con el franquismo, llegando incluso a aseverar que "algunos, y sólo algunos, se sentirían más cómodos en el 39 que hoy en día". Dicha afirmación la ha pronunciado Carod Rovira, aquel que dicta órdenes en su partido y que es partidario de una política nazionalsocialista equiparable en mucho casos a la política llevada a cabo por el régimen de Hitler en la Alemanía nazi.

En cuanto al meollo de la cuestión, -si Cataluña es una nación o no lo es- los representantes del Parlamento Catalán han sido muy claros: "Cataluña es una nación", cuestión en la que evidentemente no estoy de acuerdo. Pero no es sólo cuestión de que estemos de acuerdo o no, es que afirmar que Cataluña es una nación es totalmente falaz y quien lo afirma lo hace sabiendo que está mintiendo como un bellaco. Al igual que lo anterior, la afirmación del Presidente de que Cataluña tiene "identidad nacional" es en base lo mismo que han dicho los representantes del Parlament pero utilizando otra terminología que a la sociedad española en general puede parecerle algo más "suave" -por decirlo de alguna forma-. Y digo que es decir lo mismo en ambos casos puesto puesto que toda nación tiene identidad nacional y porque no existe identidad nacional alguna que no este constituida como nación; por eso Zapatero coincide con los representantes del Parlament y por tanto coincide en el desafio constitucional que estos, con el consentimiento gubernamental, han puesto sobre los cimientos constitutivos del Estado Español.

En el debate que hoy a acontecido en la cámara donde se representa la soberania nacional ha sido evidente la "patada en los cojones" que Rajoy le ha propinado a Zapatero ya en el primer golpe, consiguiendo así un KO directo. El comienzo del discurso de Don Mariano ha sido abrumador y letal para Zapatero puesto que ha desbaratado todo el discurso zapateril con solo una frase: "si según usted mismo el Estado de las autonomías y la actual constitución funcionana y han funcionado de maravilla, ¿Por qué pretende cambiarlo?". Es una pregunta lógica y evidente y por ello ha hecho desplomarse el discurso zapateril de un sólo golpe; ¿Por qué cambiar algo que funciona?...pues muy sencillo porque de ello depende que Zapatero puede seguir instalado en la Moncloa aunque sea desoyendo un clamor popular en contra de sus políticas desguazadoras.

La razón de ser de este proyecto de Estatuto no es otra que el permitir al Gobierno poder recavar el apoyo parlamentario necesario para poder gobernar, sucede pues que el Gobierno de la nación está cediendo al chantage nacionalista por las ansías de poder que lo corroen por dentro.

Es asombroso pero cierto, y es que hoy nuestro Presidente no ha defendido el país que gobierna sino que ha defendido la aniquilación del país que actualmente gobierna. Dicha circunstancia engrandece aún más el magnifico discurso desplegado hoy por Mariano Rajoy en las Cortes Generales, un discurso claro, elocuente, divulgativo, educativo y sobre todo defensor de la legalidad vigente y del interés general de los españoles. Al PSOE este discurso debe haberle sentado incomprensible porque para ellos eso de defender la legalidad vigente y el interés general es algo que no contemplan en su "ideario progresista".

Para finalizar quisiera hacerlo con una advertencia; Señor Zapatero no cuente con los españoles para desguazar nuestro Estado de Derecho y la actual legalidad vigente, no cuente con nosotros para ello porque no es lo que deseamos. Como dijo la COPE en su comunicado de ayer, "no nos van a callar y nosotros tampoco pensamos callarnos", si usted quiere destruir España a través de un desguazamiento constitucional encubierto hagalo por los trámites legales y si no puede dimita y de la palabra al pueblo, que es soberano.


Visitas recibidas hasta hoy: