Estamos en: http://juventudpolítica.wordpress.com

24 noviembre 2005

Y qué más!!

Hoy tenemos caldo. Montilla, Rubalcaba y Freixenet.

A mi esta gente me encanta, qué queréis que os diga. Me lo paso bomba.

El tema de Montilla y las grandes razones de De la Vega ya son la monda. Pero lo de Rubalcaba y la educación es la repanocha.

Ayer tuvo lugar la reunión entre ese partido que “gobierna” y los convocantes de la manifestación del sábado 12 contra la LOE.

Ésta reunión parece ser que terminó hacia las 12 de la noche pero sin ningún acuerdo. De hecho los manifestantes salieron de allí, por decirle finamente, bastante “quemados”. Les pareció que estaban perdiendo el tiempo. Nada iba a cambiar esa reunión y encima se les pedía que presentaran ootra vez por escrito sus reclamos contra esta Ley.

Obviamente no quisieron ni terminar la reunión porque resultaba una estupidez estar allí.

Rubalcaba sale ahora criticando esta actuación de los convocantes de la manifestación afirmando que no quisieron llegar a ningún acuerdo, que veas tú esta gente, que solo va a provocar y molestar. Claro hombre, claro.

Sin embargo olvidaba que también los manifestantes hablan y han podido devolver la crítica a Rubalcaba ya que éste no esperó a que terminara las reunión a las 12 de la noche sino que se largó a las 10. Dos horas antes de que terminara. Por lo tanto no puede saber por él mismo qué pasó realmente al final de la reunión. Ni siquiera puede decirse que le interesara realmente lo que iba a pasar. Sabía que no se podía llegar a ningún acuerdo porque, cómo bien han dicho los contrarios a esa Ley patatera de educación, les estaban tomando el pelo descaradamente sabiendo que no iban a acordar nada de nada. Las cosas se quedan como ellos quieran y se pasan el diálogo y el talante por.. bueno, por dónde quieran.

Aquí no sirve nada más que la opinión del gobierno. O la de sus compañeros como ERC que ahora anima a los catalanes a no consumir Freixenet, marca de cava catalana, porque recibió a Rajoy en un acto contra el boicot al cava catalán. Ahora se ha convertido en una marca proespañola que sólo debe ser consumida por españoles.

Vaya, ya ha sido tocada por la mano negra.

Pobre Freixenet. Ni para los catalanes ni para los españoles.

Me pregunto qué será de las burbujitas...


Visitas recibidas hasta hoy: