Estamos en: http://juventudpolítica.wordpress.com

03 noviembre 2005

¿Es Francia el espejo dónde debe mirarse España?

Verán ustedes que no todo es Estatuto, vale que desde el Gobierno se está procurando la ruptura de España por la vía de los hechos pero en la sociedad española también hay otras preocupaciones que observamos con temor mientras "explotan" en otros países. Me refiero al tema de la inmigración; un tema muy manido y muy discutido por todos pero que está semana ha explotado en el país de nuestros vecinos franceses.


Los disturbios vienen causados por la muerte de dos inmigrantes africanos cuando uían de la policia y quedaron electrocutados, dichas muertes en el empobrecido suburbio parisino de "Clichy-sous-Bois" han hecho estallar una ola de violencia en los "barrios bajos" dominados por la inmigración -generalmente pobre- que muchos nos imaginabamos pero que algunos otros creían imposible. Varios sociologos franceses ya han dicho la frase clave y es que "si se permiten bolsas de pobreza dentro de las propias fronteras no deberíamos extrañarnos de estos sucesos". Pongo el "acento" en dicha afirmación porque es una de las causantes de todos estos disturbios, aunque está claro que los sucesos podrían ser iguales aquí en España pero las causas no se corresponden con las francesas.

En España sufrimos una inmigración que nos ocupa y preocupa, una inmigración de tal cantidad que "sobra"; sobran inmigrantes, muchos pueblos están saturados de inmigrantes y no se hace nada por frenar una avalancha constante que contribuye a la creación de estas bolsas de pobreza dentro de nuestras propias fronteras. Así pues, nuestros gobernantes en vez de dedicarse a tramar para destruir la unidad nacional deberían dedicarse a poner freno a la masa migratoria incesante que nos llega desde el norte de África. Si queremos salvaguardar nuestro bienestar y el de nuestra sociedad lo primero que debemos hacer es poner freno a una inmigración masiva que acabará corrompiendo la sociedad hasta llegar a situaciones como la que estos días están viviendo en los suburbios parisinos.

Para Francia estos hechos tienen una lectura política muy evidente que creo que no se le escapa a nadie y es que Jean Marí Le Pen va a experimentar un considerable aumento de votos si continuan las previsiones electorales que ya se empiezan a hacer en Francia con vistas a las presidenciales del año próximo. Al que escribe este post no le gustan ni un pelo los postualdos políticos de Le Pen sino que sería más favorable por el actual Ministro del Interior Francés, Nicolás Sarkozy.

La coyuntura inmigratoria que sobreviene en España está muy caracterizada por el hecho de que la mayoría de los inmigrantes áfricanos que aquí viven son unos inadaptados, bien porque aún no han tenido tiempo o no han podido o bien -y esto sucede en la amyoría de los casos- porque no quieren adaptarse sino que pretenden imponernos su cultura, una cultura basada en el machismo y el fanatismo religioso propio de una religión taliban como es el Islám. De hecho, el Gobierno marroquí en infinitud de ocasiones ha liberado a presos que luego vienen a España "como si fuesen un morito más".

Por tanto, la gran pregunta es: ¿Mano dura o integración social? y mi respuesta es que aquí en España, hoy en día, son ellos quienes no desean adaptarse así que yo apostaría la "mano dura" y muy dura, no dando caricias en la espalda sino haciendo cumplir la ley y encarcelando a los bandalos. Lo sucedido hace unos años en "El Ejido" puede que sólo sea una pequeña introducción de lo que se nos avecina si no paramos la entrada masiva y sin control de inmigrantes que se acinan en nuestros pueblos y corrompen una sociedad más o menos bien avenida.


Visitas recibidas hasta hoy: