Estamos en: http://juventudpolítica.wordpress.com

04 noviembre 2005

¿Dónde está el fascismo?

Escuchamos en estos tiempos multitud de acusaciones de fascista por aquí, fascista por allá, pero ¿alguien se ha parado a pensar que significa ser fascista?. Ser fascista no es ser de derechas o de izquierdas, decir algo así es mentir, es insultar a la inteligencia humana e implica ser un ignorante total y absoluto acerca de lo que verdaderamente significa ser un fascista.

No hace falta recordar de donde proviene el fascismo "de cuna", pero por sí acaso yo lo recuerdo para evitar posibles confusiones en los términos posteriores.
El fascismo proviene de la izquierda, concretamente fue un movimiento creado por "El Duce" -Mussolini- en Italia siendo una escisión del Partido Socialista Italiano, así pues es evidente que el colorario es que el fascismo proviene de la izquierda ideológica de principios de los años 30 del pasado siglo.

Los tiempos han cambiado desde entonces pero lo que no cambian son las definiciones y por ello es por lo que aquellos que pretenden cambiar la definición de fascista para adaptarla según su ideología, esos mienten. Un fascista hoy en día sigue siendo y significando lo mismo que hace 30, 50 ó 70 años y el intento de cambiar dicho significado proviene del sector "historico-revisionista" de la izquierda que no sólo pretende hacer una revisión "izquierdosa" de la historia de nuestro país sino que además pretende cambair el significado de los términos para adaptarlo a su ideología y poder jugar con el "as en la manga" del miedo y horror (razonable) que provoca en la ciudadanía la palabra fascista.

Pero hoy en día quien hay más fascista que aquel que pretende adaptar las definiciones a su ideología para condenar a los demás, y que aquel que pretende cerrar bocas y medios de comunicación como formar de coartar la libertad de expresión en este país. Señoras y señores, en este momento nadie es más fascista que aquellos que apoyan las campañas de insultos y amenazas contra la COPE y el PP, nadie es más fascista que aquellos que piden "cerrar bocas" porque esas bocas expresan opiniones que no coinciden con las tuyas. Así pues, podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que
los verdaderos fascistas, los que actúan como tales están en el gobierno y en sus medios afines; no es una frase hecha, es una afirmación de cual es la realidad actual.

¿Alguien entiende que desde el Gobierno se incite a amaenazar a un medio de comunicación?. Es algo inaúdito e inadmisible, pero es algo que está sucediendo y además el encargado de decir semejante barbaridad es un Ministro que sigue tan campante en su cargo. Otro que "tal baila" es Duran i Lleida que ayer se descolgó -mejor dicho, se itró por el barranco (sic)- diciendo afirmales tales como:

“La Iglesia no puede permitirse ni un día más que desde algunos de sus
medios de comunicación y alguno de sus profesionales se siembre a diario el
insulto, el odio y la confrontación"

“Jesús distingue entre el buen pastor y el mercenario. Obligación de la Iglesia
es deshacerse de mercenarios y nutrirse con buenos pastores”




Semejante actitud no debería ser permitida bajo ningún concepto ya que son este tipo de actitudes las que encrespan los ánimos aún más en la sociedad española. Pero menos aún debería permitirse hablar a un político que tiene tras de sí montones de casos de corrupción y financiación ilegal en su partido, ¿Qué entereza moral tiene el Sr. Durán i Lleida para hacer tales afirmaciones? .
Para terminar y en contestación definitiva a la pregunta del títular de este artículo decir que el fascismo está en el gobierno y en sus medios afines, así como en seres tan despreciables como el Sr. Durán i Lleida Actitudes de represión de la libertad de expresión y de persecución política sólo son propias del fascismo, razón por la cual nos sentimos muy facultados como para afirmar que el actual gobierno es fascista.


Visitas recibidas hasta hoy: