Estamos en: http://juventudpolítica.wordpress.com

24 octubre 2005

Tarjetas en Cataluña con la promesa de ZP

Dicen los poco formales que las palabras se las lleva el viento para decir que si no hay nada escrito, no tienen por qué cumplir lo que han dicho.
Esto es cierto cuando uno es anónimo, uno más de los seres humanos que vamos por este mundo y sus palabras no han sido recogidas en ningún soporte.

Cuando uno tienen que rendir cuentas a un número de personas más o menos grande la cosa va siendo ya grave. Pero cuando uno es el Presidente de Gobierno de una Nación, la importancia alcanza una enorme dimensión.

Por esta razón, si una persona corriente ya tiene que pensar antes de hablar, medir sus palabras para evitar confusiones, malos entendidos y no crear tensiones, quien tiene sobre sus hombros un peso tan sumamente importante y tanta responsabilidad como el Presidente, no solo deberá pensar antes de hablar. Su deber es estudiar sobre el tema, valorar los beneficios, los inconvenientes... Pero sobretodo, hablar siendo consciente de que debe asumir la responsabilidad de sus palabras, de que debe rendir cuenta de ello cuando sea necesario, de que debe ser coherente con aquello que afirma.
Si a todo esto se le suma además el conocimiento de que todo aquello que pronuncies va a ser recogido por una cámara y que puede ser utilizado luego a tu favor o tu contra, la cuestión se agranda.

Zapatero, sin pensar en las consecuencias, sin adquirir responsabilidad sobre sus palabras, sin haber sopesado antes los problemas que podrían traer sus palabras, dijo sin ningún tapujo que lo que saliera de Cataluña sería aprobado.
Señor ZP, esto usted no lo puede ir diciendo por ahí sin saber si quiera qué es lo que va a salir de Cataluña.
Ahora se ha visto el hombre en un compromiso y, sabiendo, aunque no lo admita, que lo que ha salido de Cataluña no puede aprobarse, han decidido en su partido que se han de reformar 10 puntos.

El Estatuto de Cataluña debe reformarse en más de 10 puntos, eso está claro. Es más, debería volver a Cataluña tal y como llegó a Madrid y que se cambie de raíz. Es estúpido estar debatiendo un Estatuto, que puede llegar incluso a tener más artículos que la constitución, punto por punto.

De todos modos, ya ha comenzado el problema con el cambio de esos 10... Y es ahora cuando las palabras del pobre Zapatero se convierten en su peor enemigo...
Es triste ver cómo, por desconocimiento, por ignorancia.. o mejor, por torpeza, los actos de uno son los que le ahogan.

¿Y qué es lo que le ha pasado a ZP con sus propias declaraciones? Pues ha sido el tripartito catalán el que, en forma de unas tarjetas que repartirán en Cataluña han hecho que ZP quiera volver atrás.
Las tarjetitas en cuestión consisten en una foto de Zapatero y al lado de la misma, se reproducen esas palabras en que prometía aprobar todo aquello que saliera de Cataluña.

Ala, a ser consecuente con ello Zapatero.


Visitas recibidas hasta hoy: