Estamos en: http://juventudpolítica.wordpress.com

24 octubre 2005

La liquidación constitucional

Nos presenta hoy el PSOE las "Conclusiones Generales del Dictamen sobre la propuesta de reforma del Estatuto de Cataluña", que no constituye otra cosa que no sea una extensa teoría de 13 páginas acerca de como disfrazar una reforma anticonstitucional bajo la "manta" de la Constitución del Consenso de 1978. Digo que este "informe" constituye más bien "la teoría política del disfraz" porque tras leerlo te quedas con esa impresión, más aún sabiendo que el PSOE se ha negado por completo a que los órganos oficiales del Estado analicen la propuesta llegada desde el Parlamento de Cataluña.
Hace unos días se discutía el tema de a quien se debía consultar para ver si el Estatut es anticonstitucional o no, en el Blog de Jessica (yo si que enlazo cuando me refiero a algún otro blog) y ví un comentario que ahora viene muy a colación para que ustedes mismos puedan comprobar en "riguroso directo" como la hipocresia y manipulación de la izquierda con respecto al Estatuto llega hasta unos términos increibles de todo punto. Decía Jessica en el sexto comentario de este artículo que "los socialistas no le niegan la posibilidad a nadie de saber si el Estatut es constitucional o no"; y que quieren que les diga pero ha quedado bastante es evidencia ella y todos los que piensan así puesto que el PSOE se ha negado por completo a consultar a los órganos estatales para decantarse por la opinión sectaria de sus expertos en derecho constitucional. Sirva, pues, este "ejemplo práctico" para visualizar la manera en que se manipula desde la izquierda en un tema tan importante para el futuro de España como es la reforma constitucional encubierta que se manifiesta detrás de esta propuesta de Estatuto.
Es muy desesperante para cualquiera que defienda la legalidad vigente el tener un Gobierno nacional que no defiende la legalidad actual sino que aboga insistentemente por un cambio radical en la concepción de Estado que la actual Constitución dió a España en 1978. Al margen de que seas del PP o no lo seas, es para todos igual de frustante saber que el PSOE tiene toda la intención de "meternosla doblada" y encasquetarnos a todos los españoles una reforma constitucional por la vía de hechos que favorezca de manera muy descarada a Cataluña frente al resto de Comunidades en las que se divide administrativamente España.

¿Qué podemos hacer frente a esta infamia?

Ante esta infamia promovida y reactiviada cuando ya aprecía muerta desde Moncloa sólo cabe una actitud, y esa es la que ha adoptado el Partido Popular en su defensa por la unidad nacional y por los valores de igualdad para todos los españoles que defiende nuestra actual Constitución. Una campaña contra la que han arreciado los insultos desde la filas de la izquierda fascista y los fantasmas que aún quedan vivos desde la última intentona socialista por provocar una involución estatal -lease el Doctor Muerte, Santiago Carrillo-; insultos que ha decir verdad, sabiendo de quienes provienen, refuerzan aún más al Partido Popular en su posición de que son el único partido garante de la legalidad vigente y capaz de proteger la unidad de España que se ensalza en nuestra Constitución.
Por todo esto es muy positiva la campaña que hoy ha inciado el Partido Popular, y por las mismas razones creo que están más que justificados los 500.000€ que el PP se va a gastar en está campaña. La unidad nacional vale mucho más que esa "insignificante" cantidad de dinero; nadie debería, pues, hacer demagogia con el aspecto económico de esta campaña puesto que lo que realmente importa es lo que se pretende con ella, y no se pretende otra cosa que no sea la unidad nacional y el mantenimiento de unos valores aceptados por todos y consagrados en la Carta Magna.
El PSOE pretende una liquidación de la Constitución
Como ya hemos dicho anteriormente y tal y como se ha ido mostrando en los últimos meses, el Partido Socialista pretende o parece pretender la destrucción definitiva de la unidad nacional y una liquidación constitucional que permita contentar a todos sus socios y mantenerles a ellos definitivamente en el poder. No digo que esto sea algo ilegítimo pero en lo que sí que colegimos absolutamente todos es que esta pretensión del PSOE y de sus sicarios es propia de los mayores régimenes fascistas que bañaron de sangre la Europa de los años 30 y 40 del pasado siglo.
Ciertamente algunos del PSOE, como su propio Secretario General, viven con la obsesión de vengar lo sucedido en aquellos tiempos y para ello adoptan los mismos socios de entonces y las mismas actitudes neofascistas. Viven, pues, en una actitud de engaño masivo -como le gusta definir al propio ZP- en la que tratan de manipular la historia y la legalidad vigente para vengar a sus antepasados; estamos por ello ante un gobierno sectario y radical encabezado por el más sectario de los sectarios, el propio Presidente del Gobierno.
Así pues, ante la liquidación constitucional que alienta el propio Gobierno no nos queda otra que no sea la de movilizarnos en apoyo del Partido Popular - o al menos en contra del Gobierno- para mantener la unidad de la patria y la igualdad de todos los españoles ya sea ante la ley como económicamente.


Visitas recibidas hasta hoy: