Estamos en: http://juventudpolítica.wordpress.com

08 septiembre 2005

Escenografía demagoga antes del acuerdo

Una de las cabezas del triunvirato que desea desmembrar a España ataca a la yugular después de haberse reunido con la "cabeza pensante" del proceso. La vice-lehendakari del Gobierno Vasco ha dado al Gobierno de ZP 48 horas para aportar una solución por escrito al cupo, al ampliación de la Ertzaintza y los pagos por la limpieza de las playas tras el "Prestige".

La amenazadora

Si el Gobierno central fuese un Gobierno digno ya habría contestado tajantemente a estas afirmaciones descalificandolas punto por punto, pero como en España no tenemos -ni por asomo- un Gobierno digno pues pasa lo que pasa. Todos esos que dicen ser votantes del PP pero que en 2004 votaron al imbécil deben darse cuenta de las consecuencias que esto esta trayendo para el bien común de todos los españoles.

El Gobierno Vasco, a la postre y según sus propios actos es más filoterrorista que democrático, dejo de pagar en mayo de 2003 las cantidades concernientes al "Cupo Vasco" por desavenencias en cuanto a la financiación sanitaria y ahora quieren que esto se solucione mediante un pago por parte del Estado hacia Vitoria. A todo esto yo me pregunto, ¿estos señores no eran independentistas?, es que de asi serlo no me explico como tienen la poca verguenza de estar jodiendo al Estado por un lado y sacandole hasta las visceras por el otro; si ellos son independentistas ya saben lo que tienen que hacer es dejar la relación con España con todas sus consecuencias y no andarse con pamplineos de un lado para otro.

Todo esto no demuestra otra cosa que no sea que el independentismo ideologico es una falacia tan grande como la Torre de Pissa, y que sólo es una justificación idelogica para arrasar con todo lo que haya en las arcas del Estado a cambio de ayudar a la gobernabilidad del Reino en cada momento. A esto es mi pueblo no le dicen independentismo sino "cara duras" que es lo que son estas sabandijas a las cuales la ley electoral les otorga más poder en el Estado del que nunca hubiesen soñado.

Estas amenazas suponen un regreso a las barricadas, si bien este regreso es puramente escenográfico ya que ambos gobiernos no deben dar la imagen de que se han puesto de acuerdo en dos horitas y media sino que deben dar la imagen de dureza para mantener a todos sus correlegionarios contentos hasta nueva orden. ZP no podría explicar un acercamiento tan bestial a Ibarretxe y mucho menos de un día para otro, así que camuflandolo como vuelta a las barricadas ZP tendrá la excusa perfecta para decir que dialogando todo lo podemos arreglar; a fin de cuentas se trata de disfrazar la realidad para que no sea demasiado escandaloso para laopinión pública.


Visitas recibidas hasta hoy: