Estamos en: http://juventudpolítica.wordpress.com

26 septiembre 2005

El sinvergüenza de Rubalcaba y el último atentado de ETA

Como sabéis, el pasado sábado conocíamos la noticia la colocación por parte de ETA de un coche bomba en un polígono en las cercanías de Ávila.

Esta explosión sucede en un momento crítico, cuando hay numerosos indicios de que exista un diálogo entre el Gobierno de ZP y la banda terrorista. ¿Qué habrá querido decir ETA con este atentado?¿Algún aviso de algo a alguien? No lo sabemos, quizá el PSOE sepa traducirlo ya que el único lenguaje de ETA es el de las armas y el único diálogo posible, teóricamente, con el terrorismo es de la autoridad de la justicia.

Aunque no haya habido víctimas mortales, esta explosión no parece ser precisamente un proceso de debilitamiento o de claudicación de ETA bajo la teórica superioridad que debería tener el Gobierno.

El principal partido de la oposición ha condenado el desesperanzador suceso, pero también ha criticado al partido que desgraciadamente está en el poder. Esto último no ha hecho demasiada gracia al personajes del socialismo español como ha sido, por ejemplo, Rubalcaba. Este ¿Señor?, aceptadme mis dudas de sus aptitudes, ha tenido la poca vergüenza de hacer unas declaraciones en que acusa al PP de querer sacar provecho de este atentado terrorista, de buscar beneficio partidista y nada más y nada menos que de realizar una oposición "rencorosa y tremendista".

Era ya lo que nos faltaba saber de este personajillo que ya empieza a causar pena.

¿Es que Rubalcaba está comenzando a padecer un proceso amnésico que se nos está siendo ocultado? No es la primera vez, ni será la última, en que el portavoz socialista sufre de tremendas incoherencias.

Él mismo fue quien en su día acusó al partido que entonces nos GOBERNABA, con todas sus letras, de todos los atentados, incluido ya el de Casablanca, exculpando a los verdaderos terroristas, les sacó todo el provecho partidista que pudo aunque tuviera que rebajarse a niveles ínfimos de moralidad o aunque tuviera que llegar hasta una dudosa legalidad.

El PP puede ahora permitirse perfectamente criticar a un Gobierno que no está actuando en pro de la erradicación de ETA, que está dialogando e incluso muy posiblemente pactando con terroristas. Ellos mismos tienen la culpa de que, como dice ZP, la lucha contra ETA sea “dura y difícil” porque, para facilitarles el recuerdo a estos progres, son ellos los culpables de haber regalado a la banda balones de oxígeno en forma de reforma del Código Penal, en un momento en que la banda estaba al borde de la asfixia económica y en la total ilegalidad.

Qué poca vergüenza y que cara más dura.


Visitas recibidas hasta hoy: