Estamos en: http://juventudpolítica.wordpress.com

21 septiembre 2005

Asalto masivo a nuestras fronteras: Consecuencias de una política inmigratoria nefasta

Este asalto masivo se produjo poco antes de la medianoche de este martes en la zona del perímetro de los Pinares de Rostrogordo, donde la doble valla aún no ha sido recrecida hasta los seis metros, y la Guardia Civil tuvo que intervenir para tratar de abortarlo.

En pocas semanas este fenomeno se ha repetido ya varias veces y ante esto el Gobierno sigue diciendo que la colaboración en materia de inmigración entre Marruecos y España es bastante buena. Seguramente la Sra. Consuelo Rubí adolezca de televisión en su casa o en su despacho porque tras ver las imagenes que han salido por televisión es evidente que el Gobierno miente -una vez más- al decir que la coordinación en materia de inmigración es muy buena con Marruecos.

El tema de la inmigración -aspecto básico en la política social hoy en día- está siendo muy mal llevado por el gobierno de Zapatero puesto que desde que se dio comienzo al proceso de regularización masiva de inmigrantes se han aumentado en un 67% el número de asaltos a las vallas de la frontera. Una regularización que según el propio Ministro de Asuntos Sociales -a la vez que webmaster de una de las páginas que se dedican a la "insurrección" del frente anti-PP- dijo en su día que este proceso de regularización reduciría el número de ilegales y que no se estaba provocando un efecto llamada; pues bien aquí tienen la comprobación de una nueva mentira del gobierno del Sr. Zapatero.

La inmigración es un tema con el que hay que tener mucho "tacto" puesto que no debemos derivar a posicionamiento radicales ya que ello no conllevaría nada bueno para la sociedad española. Posiciones como las de la Falange Española son duramente criticables porque los inmigrantes son personas al igual que el resto de ciudadanos españoles y por tanto no se les debe tratar como "animales" diciendo aquello de "Stop Inmigración". Stop Inmigración no porque la inmigración es necesaria ya que viene a cubrir los puestos de trabajo que muchos españoles detestan y además alivia la tasa de crecimiento natural de una población muy envejecida. Lo que España necesita es una inmigración controlada "ferreamente" ya que lo que tampoco es admisible es el chorreo de ilegales que entran cada día en nuestro país y luego vagan por las calles y plazas de pueblos buscando alguien que les de trabajo; eso no puede ser porque se genera una situación inhumana para esas personas y porque además contribuye a una sensación de "invasión" que aumenta el rechazo social a la inmigración.

Una inmigración controlada quiere decir que aquí las gentes vengan con un contrato bajo el brazo ya firmado con anterioridad, cosa que aunque sea quizás un simple "ideal" es perfectamente realizable puesto que yo mismo he podido comprobar como viene una inmigración controlada de esta manera. Habría, pues, que vigilar las playas y las costas para evitar avalanchas en pateras. Todas estas medidas de control serían totalmente ineficientes si desde dentro los empresarios dan trabajo a sin papeles ya que además de fomentar la llegada de sin papeles hace que nuestro sistema de seguridad social -ya de por sí degradante- se vuelva cada vez más ruinoso puesto que se vería en la obligación de atender a grandes cantidades de personas que no cotizan a la seguridad social ni pagan impuestos como el resto de españoles.

Con todo esto no quiero "colocar" a los inmigrantes en la posición de víctimas sino que lo que deseo es hacer ver que nuestro sistema hace aguas por donde lo cojas; y claro con un sistema así todo se "vicia" y todo parece no tener arreglo. Tiene arreglo, y para arreglarlo es necesario que los políticos de echen un par de cojones y hagan una política de inmigración realmente efectiva.


Visitas recibidas hasta hoy: