Estamos en: http://juventudpolítica.wordpress.com

26 julio 2005

¿Disparar a matar?

¿Disparar a matar es la política correcta en los momentos que vive Londres?. Todos nos hacemos esa pregunta hoy en día, dando opiniones en un sentido y en el otro. Quizás todas las opiniones sean válidas y plausibles pero, ¿Qué es lo correcto?.
Estamos de acuerdo en que ese joven brasileño que ha muerto inocentemente no deberia haber muerto por esa circunstancia bajo ningun concepto, pero a la vez tambien sabemos que si llega a ser un terrorista suicida nadie habria comprendido posteriormente porque se le dejo escapar. Es una cuestion de ética moral y de tener las ideas claras; el Gobierno de Tony Blair tiene claro que lo primero es la seguridad de sus compatriotas y por ello se esta dispuesto a asumir estos "errores". Debatir si esta política antiterrorista es valida y eficaz es totalmente absurdo ya que valida si que es a todos los efectos, lo que pasa es que induce a errores como la muerte de este joven que en otras circunstancias políticas no serian admisibles.
Hoy el presidente del Tribunal Constitucional y del Consejo General del Poder Judicial ha dicho que vivimos la III Guerra Mundial y que en el "Estado de emergencia" en el que Londres se encuentra inmerso defiende esa política. A buen seguro estas declaraciones desataran una viva polemica y un nuevo enfrentamiento en el Parlamento; un nuevo enfrentamiento esteril por otra parte ya que nosotros no somos nadie para discutir las medidas gubernamentales del Gobierno de Blair.
Entremos mas a fondo con la cuestion porque no vale con rasgos superficiales para intentar analizar algo tan serio como el terrorismo. En Londres se vive en "emergencia" desde el 7J y el intento fallido del 21J asi que nadie se fia ni de su propia sombra. Con esa situacion mental de la población el miedo recorre las venas de los ciudadanos como si del virus de la gripe se tratase; de ello los politicos tambien estan "infectados" y logicamente lo primero que buscan es la seguridad de sus compatriotas. Así como los atentados fueron brutales, las medidas de respuesta son brutales en sentido opuesto.
La gente prefiere ser cacheada y registrada varias veces al dia antes que vivir con la incertidumbre de un nuevo ataque terrorista. No es que los ingleses o yo estemos a favor de pena de muerte -ni mucho menos- pero en la situacion que vive Londres lo primordial es la seguridad y lo demas es totalmente secundario.


Visitas recibidas hasta hoy: