Estamos en: http://juventudpolítica.wordpress.com

18 junio 2005

La violencia familiar: "El mal endémico que resquebraja la sociedad"

Cuando ves en la tele alguna agresión d eun conyuge a otro siempre piensas que eso en un pueblo pequeñito como el tuyo no puede pasar, para vaya que si pasa. Y cuando pasa es cuando te das de bruces con la realidad y te das cuenta de que la violencia familiar es un mal endémico que amenaza con destruir sin compasión una sociedad "familiar" en un 90%.
Este tema debería plantearse seriamente ya que no basta con hacer leyes bonitas si luego no hay dinero ni efectivos para llevarlas a la práctica, y claro que tampoco puedes poner una cámara espia en cada domicilio familiar para ver que pasa. Esto es como el SIDA (Sí ya se que la comparación a algunos les parecerá exagerada pero es así) ya que destruye a nuestra sociedad igual que el SIDA destruye las sociedades de los países tercermundistas.
El problema es ¿Cómo atajamos este problema?. Se han probado ya muchas cosas pero todas insuficientes; y si se me permite una opinión personal creo que esto es un problema de educación y valores de la sociedad, ya que se tiene la conciencia de que tu novia o conyuge es tuya y forma parte de tus bienes cuando no es así. ¿Cómo evitar que un chaval de 18 años le de una paliza a su novia de 16?...pues realmente con certeza nadie lo sabe, pero si los chavales tubieran una mejor "educación social" en los colegios y en CASA. Con eso de educación social no em refiero a que se les inculquen unos valores que los gobernantes de turno consideren correctos sino a que se les incualquen unos valores de comportamiento cívico en la sociedad y de respeto; y ahí en donde los padres tienen mucho que ver.
Vivimos aún en una sociedad muy machista, demasiado para mi gusto, y quizás habría que empezar por re-educar a unos padres que tienen unos valores que muchas veces no son compatibles con la convivencia cívica de la sociedad. Quisiera aprovechar para hacer una crítica a los padres en general (yo aún no lo soy, soy demasiado joven) y es que muchos no se preocupan lo más mínimo de que sus hijos reciban una educación correcta, y claro luego todo eso influye cuando el chaval va creciendo.
Es un tema muy delicado pero que representa una herida abierta en nuestra sociedad que no termina de cerrarse, sino que se va agrandando a pasos agigantados. No podemos permitir que cada dos por tres haya una víctima de la violencia familiar y que ello se tome como algo cotidiano.


Visitas recibidas hasta hoy: