Estamos en: http://juventudpolítica.wordpress.com

01 abril 2005

Su Santidad se "apaga serenamente"

Con esas palabras, "se apaga serenamente" ha definido Joaquín Navarro Valls como está la salud del pontífice. El Papa del sufrimiento, el primer Papa del siglo XXI, el Papa de la caída del comunismo, el Papa de todos los católicos está probablemente ante sus últimas horas de vida, esta agonizando.
Sí, el Papa se está muriendo definitivamente. Ayer saltaba a los medios una noticia que hacía temblar tierra y mar, "la salud del Papa ha empeorado gravemente" decían en los medios. Todo a causa de una infección urinaria que unida al parkinson que sufre y a sus reciente deficiencia pulmonar y dificultad para hablar hacían que el Papa estubiese extremadamente grave.
Según confirmo el Vaticano, el Papa ha recibido la extrema unción este pasado jueves a la tarde. El Vaticano en su último comunicado nos dice que la vida del Papa Juan Pablo II se apaga serenamente.
El mundo católico en particular y el resto en general, anda aturdido por la inminente muerte del Papa. Desde aquí quisiera lanzar un mensaje a todos los fieles, rezemos todos una oración por Juan Pablo II, si bien este ya se tiene ganado el cielo, pero él se merece una oración de todos sus fieles para que Dios le acoja en sus brazos y le haga sufrir lo menos posible.
La última imagen de un Papa impotente para hablar ante sus fieles, delata la agonía que está sufriendo el Papa, él mismo está siendo consciente de que se está muriendo. Esa imagen de un Papa impotente es la que todos vamos a recordar, y ahí quiero hacer incapié ya que este Papa ha soportado en sus carnes mucho sufrimiento, un sufrimiento inhumano, un sufrimiento que le honra como Papa y la historia dirá pero Juan Pablo II ha sido seguramente uno de los mejores Papas de la historia en la Iglesia Católica.
Juan Pablo II, aquel que por nosotros ha sufrido, aquel que ha representado al mundo católico, aquel que sufrío un atentado...tu nos has dado mucho, nos has evitado mucho, has colabora para muchas cosas buenas en tu pontíficado; por tí oramos, por tí rezamos, ve en paz.


Visitas recibidas hasta hoy: