Estamos en: http://juventudpolítica.wordpress.com

28 abril 2005

1, 2, 3,……..BOOOMBA!!

Una bomba a la línea de flotación del Estado Español es lo que ha lanzado el Gobierno de la Generalitat de Cataluña. Lo que proponen es la ruptura del Estado Español de facto, ya que piden unos privilegios para Cataluña que dejarían al resto como españoles de segunda categoría.

Pide el Gobierno catalán recaudar todos los impuestos ellos mismos y luego darle una parte al Estado, es decir, una agencia tributaria propia que conllevaría privilegios para Cataluña y la ruptura de la solidaridad interregional de España. Quiere el Gobierno catalán, por tanto, modificar la financiación autonómica unilateralmente cuando para ello es necesario que se pongan de acuerdo todas las comunidades.

Esta propuesta de nuevo estatuto para Cataluña supondría también cambiar numerosas leyes orgánicas del Estado, amén de ciertos cambios constitucionales. Y la pregunta que surge es: ¿Estará ZP dispuesto a aprobar este estatuto tal y como está?; si es que sí, estará inmiscuyéndose en el proceso de desintegración del Estado.

Sería inconcebible que se aprobase dicho estatuto porque viola sistemáticamente la Constitución Española y porque supondría la independencia de Cataluña. La aprobación de ese estatuto de autonomía –yo le llamaría estatuto de independencia- supondría dar unos privilegios a los ciudadanos de Cataluña a costa del resto de españoles.

Lo mejor de todo es que el Estatuto supondría la modificación del Art. 2 de la CE (Constitución Española de 1978) con lo cual sería necesario que contase con el apoyo del PP; y exige modificar ese artículo de la Constitución porque en el proyecto de nuevo estatuto para Cataluña se dice que Cataluña es una nación, lo cual va en tremenda contradicción con la Constitución, donde se afirma que España es una sola nación indisoluble y unida. Pero esta es una cuestión que ZP y su Gobierno se la pasan por el forro de los cojones, ya que ellos son expertos en disfrazar cualquier cosa para que a todo el mundo le parezca bien.

Una cosa también está clara, y es que los llamados independentistas no quieren la verdadera independencia sino que quieren ser independientes para lo bueno y que el Estado les pague lo malo…
”La pela es la pela”.


Visitas recibidas hasta hoy: