Estamos en: http://juventudpolítica.wordpress.com

12 marzo 2005

¿Un cambio en nuestro sistema de pensiones?

Mientras esperaba turno ayer en la peluquería leí un artículo del períodico La Verdad, de la Región de Murcia, en el que venía un artículo sobre nuestro sistema de pensiones y el sistema europeo en general. Tras leerlo me vino a la cabeza la única -yo creo- forma de arreglar el desaguisado de nuestro actual sistema de pensiones.
La población española va envejeciendose cada vez más, razón por lo cual dentro de no muchos años habrá más gente cobrando pensiones públicas que gente trabajando, lo cual haría que nuestra seguridad social entrase en quiebra y el sistema fuere insostenible. Al fin y el cabo el brusco descenso de la natalidad en España en los tres últimos quinquenios ha provocado que se el futuro en este de aspecto muy negro.
Expertos de la Universidad de Münich dijeron no hace mucho que la solución más idonea fuese aumentar la edad legal para trabajar, es decir, en vez de retirarse a los 65 que fuese a los 68 u 70 años de edad. Además de eso, se proponía en esa reunión de expertos, que la pensiones fuesen también en base al número de hijos que ha tenido cada trabajador, es decir, a mayor número de hijos mayor será su pensión, y estableciendo que la pensión "normal" la cobrarían quienes tubiesen dos hijos por matrimonio, de manera que quien tenga más hijos cobrará más y quien tenga menos hijos deberá completarse su pensión con fondos privados.
Claro, que para los que se autocalifican como progres en este país eso sería un ataque foribundo a los derechos del trabajador y una vuelta al pasado; pero yo no veo la idea tan descabellada, es más, así se incentiva la natalidad en España y por tanto en un futuro habría más gente en edad de trabajar y así las pensiones podrían seguir siendo viables.
La realidad es así, ahora mismo las pensiones si que son viables pero de aquí a unos años, en cuanto que la generacion de los que ahora andan entre los 40 y los 50 se retiren, entonces sufriremos la insostenibilidad de nuestro sistema de pensiones. Es así de cruda la realidad pero tenemos que afrontarla sino queremos sufrir consecuencias gravísimas para el bienestar social en un futuro no tan lejano.


Visitas recibidas hasta hoy: