Estamos en: http://juventudpolítica.wordpress.com

25 marzo 2005

El nerviosismo del PSOE

Resulta cuando menos curioso, que conforme van florenciendo informaciones escabrosas sobre el 11M, el PSOE va poniendose nervioso, cada vez más nervioso y no atina a constestar con clarividencia -como haría cualquiera- a los interrogantes que se les plantean.

El Trio calabera
Mientras salen informaciones que relacionan al PSOE con el macabro y sangriento atentado del 11M, sus líderes sólo atinan a decir que: "Quizás sea agente del CNI, no lo sabemos" "No quiero pronunciarme sobre cábalas" "Ya sabemos todo lo que había que saber sobre el 11M" y a la vez el señor Alvaro Cuesta -amigo personal de Huarte- parece desaparecido misteriosamente del panorama político. Leía en un artículo períodistico estos días pasados como en el PSOE se empezaba a vivir un ambiente muy parecido a cuando empezarón a salir informaciones sobre la trama mafiosa del GAL (un compañero hace una muy buena recopilación); así pues es curioso cuando menos que se estén poniendo igual de nerviosos, no será -mas bien- que es que están metidos hasta el cuello en el 11M y no quieren ahogarse tan pronto.
Sólo pensar que un partido político es capaz de planear algo como el 11M para volver al poder es algo que me produce un escalofriante miedo por saber hasta donde son capaces de llegar nuestros actuales gobernantes. Y lo cierto, es que esto ya no es imaginación de unos locos fachosos -tal y como les gusta llamarnos a los izquierdosos sino estamos de acuerdo con ellos- sino que las diferentes informaciones que se han publicado últimamente te llevan a pensar que el PSOE está muy pringado en el 11M.
Hay quien dice que el PSOE está atravesando su particular semana de pasión, pero yo no lo creo así. El PSOE no está pasando una semana de pasión en particular, sino que su gobierno parece la pasionaria intentando crear un clima pre-guerracivilista con declaraciones como las de "los buenos y los malos" de Peces Barba en la infame cena-homenaje al genocida de Santiago Carrillo.
Mientras todo esto sucede Zapatero habla de cábalas, y los dirigentes del PSOE están out o en modo "no sé, no contesto". Es indignante decirlo y tener que sufrirlo, pero cada vez está más claro que tenemos un gobierno de los vivos gracías a los muertos, y que este gobierno tiene las manos manchadas de sangre y la sangre de sus venas envenenada con el odio eterno a todo lo que no sean ellos.


Visitas recibidas hasta hoy: